lunes, 5 de marzo de 2012

Respect (just a little bit)


La autora del Sirope interrumpe momentáneamente su pausa por motivos académicos para hacer algo contra su costumbre : por una vez, y sin que sirva de precedente, se va a lanzar a escribir algo que roza vagamente el post con ánimo militante. No tanto por motivos personales como por un hartón acumulativo de las cosas que oye y lee en la distancia sobre estos tiempos de crisis en España: puestos de trabajo sin sueldo, « becas » no remuneradas (!!!), supuestas prácticas sin compensación económica...  Con la vaga esperanza de que sea una llamada (más) a la indignación, de que alguien que lo lea se anime a hacer lo mismo, cansado de ver cada vez más a menudo lo intolerable transformado en normalidad. O de que al menos le siente bien leer que alguien lo ha hecho.
La bloguera de las ficciones culinarias os cuenta la historieta (verídica y sin receta): hace unos días recibió en el buzón del blog algo que tenía todo el aspecto de una oferta seria de una revista cultural en línea (de la que no publica el nombre por recato, pero debería) para colaborar publicando algo en su nueva sección gastronómica. Tras echar un vistazo a la revista en cuestión, la autora del Sirope hace las preguntas de rigor: contenido, frecuencia de publicación y remuneración, claro. Le responden con un correo que de puro jeta la escandaliza: no pagan, pero, oye, le pueden dar entradas de cine e invitaciones, y qué chachi-piruli la visibilidad que le ofrecen y algunos colaboradores hasta han obtenido contratos gracias a la dicha visibilidad. Como dice un bloguero amigo,  con visibilidad no se puede comprar nada en las panaderías. La que suscribe, cada vez más quemada de las cosas que amigos suyos le cuentan sobre la búsqueda de empleo en España, no ha podido contenerse. He aquí su respuesta:

« Buenas noches (al menos por este lado del Atlántico):

Gracias por la pronta respuesta. Quizá sea por la cantidad de tiempo que llevo viviendo fuera de España, o quizá sea por una simple cuestión de respeto a mí misma, tengo que decir que este tipo de ofertas (no es la primera que recibo) nunca dejará de asombrarme y de, por qué negarlo, ofender mi sentido de la dignidad más elemental. Si este correo lo hubiera recibido un canadiense, no se hubiera molestado en responder. O lo hubiera hecho con una carcajada.

Cuando quiero hacer voluntariado (y de vez en cuando lo hago), me gusta que el que recibe los beneficios de mi trabajo gratuito (esa es la definición de voluntariado) sea una organización o colectivo con fines altruistas y sin ánimo de lucro. Hacer trabajo gratuito para que el dueño de una revista utilice mi contenido y gane dinero con él sin ofrecerme nada a cambio me parece absurdo. Sobre todo porque nunca he escrito por la visibilidad, que francamente me importa un pimiento. Me da exactamente igual que me lean dos personas o dos mil. Digamos que ya escribo gratis, así que prefiero seguir haciéndolo manteniendo el control de mi publicación. Afortunadamente tengo un buen trabajo que me permite ganarme la vida, pero quizá por eso mismo, porque tengo una independencia económica asegurada, me apetecía responderle. Por todos los que viven en España y andan desesperados por encontrar un trabajo y se aferran a ofertas como la suya y se dejan explotar pensando que quizá sea un camino hacia el ansiado empleo. Mantengo contacto con muchos amigos españoles y cada vez me indigna más ver cómo muchos empresarios se aprovechan del clima de miedo imperante. Esto no es una cuestión de dinero: como decía al principio, es una cuestión de dignidad.

No se tome a mal mi mensaje, no es
nada personal. Sé que usted sólo estaba haciendo su trabajo. Por el que espero que la paguen. »

38 comentarios:

  1. Maravillosa respuesta, Arantza! es penoso q tengamos q oir semejantes "ofertas" continuamente.

    ResponderEliminar
  2. Una respuesta así no se paga con dinero. Y por cierto, el susodicho trabajador del que todos deseamos que cobre un pastizal y sea muy feliz debería tomárselo como algo personal. Basta que las sinvergonzadas que se escondan en un "yo solo hago mi trabajo". Y un cuerno. Más ética, caramba. Estas cosas es evidente que no van a cambiar, siempre habrá caraduras pero deberíamos hacérselo notar - o algo peor- Eso sí, con mucho respeto, más del que ellos gastan.
    bs

    ResponderEliminar
  3. Te felicito, me ha encantado tu respuesta, ójala todo el mundo contestara lo mismo.

    ResponderEliminar
  4. Fantástico Arantza. Son unos simvergüenzas. Se aprovechan de cualquier circunstancia para explotar al pueblo y este atemorizado les sigue el juego. hay que pararles los pies y decir basta. Como tu dices ya sólo por dignidad por Dios, que es lo único que nos queda.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. ¡olé!¡olé!¡olé!
    si todo el mundo hiciera eso otro gallo nos cantaría!!!
    A mi cuando volví a España desde Holanda, en 2005, me ofrecieron un trabajo, a tiempo completo, en una empresa de programación subcontratada por el ministerio de Hacienda. Buscaban a un experto en programación de redes neuronales para detectar fraude fiscal, o sea, algo muy muuuuuuy específico, buscaban a alguien con experiencia, y ofrecían, tachán, tachán... 14.000 euros anuales. Me levanté de la silla y le dije aquella frase de "yo por esa cantidad no pienso ni salir de la cama". El tipo dijo "bueno, bueno, por cuanto estarías dispuesta a trabajar?" y me ofreció 28.000, o sea, dobló la oferta en menos de 5 minutos. Estoy segura de que el Ministerio les daba más de 100.000 por mi trabajo. Yo le dije que prefería largarme de postdoc a Francia. La lástima es que había unos chicos allí, esperando a ser entrevistados, con sus zapatos nuevos, recién licenciados..... y seguro que alguno agachó la cabeza y aceptó el trabajo.

    Lo de las revistas on-line que se nutren del curro de blogueros... es otra cosa. Muchos blogueros venderían a su abuela por aumentar su tráfico. De hecho, muchos llenan sus recetas de publicidad de Milka, Fanta naranja y su p. madre, lo que sea, por dos miserables garbanzos que debe ser lo que les dan. Y bueno, si puedes tener a gente que escriba bien, y escriba gratis, pues ¿por qué van a pagar? Así está la cosa.

    ResponderEliminar
  6. ¡Muy bien hecho! Así deberíamos hacer TODOS. Espera que ahora la inefable alcaldesa de Madrid va a poner «voluntarios» a trabajar en algunos equipamientos municipales. Y no te cuento lo de mis condiciones laborales como profesor a distancia (digamos que soy un falso asociado…). ¡Vergüenza!

    ResponderEliminar
  7. Plas, plas, plas. Mis aplausos para tí.

    De todas maneras todavía hay algo peor. Muchas revistas en España "utilizan" el trabajo de otros sin permiso. Cuando el propietario pide razones, la culpa es del becario.

    Y no estoy hablando de revistas de tres al cuatro.

    Como prueba, un botón: http://dealvarosanz.com/blog/volver-a-empezar/

    ResponderEliminar
  8. Muy bien!!
    pero muy muy muy bien!
    (gracias Conchi, por traerme hasta aquí :) )

    ResponderEliminar
  9. Si señora...ay niña es que vivimos en un mundo que si lo miras bien esta muy "escacharrado"...
    un besote

    ResponderEliminar
  10. Me encanta que alguien ponga por escrito que ya está bien. La pena es que mucha gente cree que no tiene donde elegir y que no hay que ponerse exigente con la que está cayendo. Y si tú mismo das facilidades para qué queremos más.

    ResponderEliminar
  11. Jajaja ya extrañaba leerte, pero no esperaba el regreso de esta manera... Y es que es definitivamente el colmo. no sólo sucede en España, puedo decirte que en México existen muchísimas ofertas de trabajo como "becarios" o prácticas sin salario y no hablo de las ONG´s / OCS´s, Hablo de grandes empresas nacionales y trasnacionales que esperan que a cambio de "experiencia" las personas vivan de aire.

    ResponderEliminar
  12. Oye, ¿y el link a la canción de Aretha Franklin también estaba en el email que mandaste? :p

    ResponderEliminar
  13. Señora bloguera que habita en el país del fletán y de los Toronto Raptors. No le digo querida ni amiga porque nunca la ví ni tuve la más mínima relación con usted, ni siquiera epistolar.
    Nunca he leído nada suyo, nada remunerado se entiende, quiero decir que lo único que he leído es este blog suyo tan simpático y expatriado. Entiendo o interpreto o ambas cosas, que se dedica a la enseñanza allende los mares, o sea, en ese frío país tan distinto del suyo o del nuestro, no lo sé.
    He leído con atención la respuesta que usted hace a la persona que le propuso colaborar en un blog, en otro blog, tal vez no tan bonito y tan ilustrado como el suyo, pero un blog formado por personas a las que les gusta escribir; fíjese, igual que a usted. O sea que es eso ¿no? Que es cuestión de unos eurillos o de unos dólares canadienses. Pues nada, hombre, que usted no es una oenegé, vale, no pasa nada, dedique su talento al mejor postor, aunque me temo que con su background, perdón, con su curriculum de escritora más blanco que el de Ana Rosa Quintana, no creo que le alcance para comprarse una máquina de escribir (si es que aún las venden).

    ResponderEliminar
  14. Mi querida Heroína! Veo que has tocado un par de cojoncillos de puro sin querer, fijo, que digo yo que para sacar la mala chufa no hay que llegar al asunto del fletán, oder?

    Victor, no te hagas mala sangre buen hombre que fijo que tu blog es muy majo aunque puedo entender que te sepa mal que una expatriada abducida por un enorme bigfoot no te baile el agua -o la letra- lanzándose como una posesa a escribir gratis en tu negocio... pero de ahí a desacreditar tendría que haber mucho saber estar de por medio. Y veo que no es el caso. Oye, tienes un rostro tremendo dando a entender que alguien es pesetero por no querer regalarte los contenidos. Cúrratelo, coño!

    ResponderEliminar
  15. Victor: de su comentario deduzco que he hecho bien en dedicarme a la enseñanza. Está claro que el verbo profesional no es lo mío, si lo fuera, me habría hecho entender mucho mejor. Si escribiera realmente bien, un lector habitual de mi blog como usted sabría a estas alturas que Montreal pilla un poco lejos de Toronto, que la langosta y el bogavante son pescas más autóctonas que el fletán (me extraña que no haya hecho alusión a las focas) y que los Raptors aquí en Quebec tienen más bien pocos seguidores. Voy a tratar de ser más precisa, usted se lo merece. Lo que me ha ofrecido la redactora jefe de Gastronomía es una colaboración en una revista, no un blog, (cito textualmente del correo recibido: « una revista de información online, concretamente su Suplemento de Ocio »). Pero usted ya debe saberlo, probablemente trabaja en ella .

    Mire por dónde nunca he tenido mayor problema en colaborar con amigos blogueros (véase columna con enlaces, a la derecha) si el tiempo me lo permite. Porque yo no vivo de esto, como ya he hecho notar. Aquí es donde me entra la inquietud por mi falta de habilidad expresiva, porque usted parece haber entendido lo contrario. Vamos, que no es cuestión de euros, ni de dólares canadienses, ni de piastras, es cuestión de que si alguien fuera –nótese el tiempo verbal hipotético- a ganar dinero con mi trabajo, mire por dónde, preferiría ser yo. (Seré rara.) El caso es que escribo felizmente gratis, por cero eurillos, cero dólares, por amor al arte, vaya. Porque me gusta escribir, leer, cocinar y hacer fotos. Porque escribiendo mantengo viva mi lengua materna. Porque me gusta el mundillo de los blogueros culinarios, con los que he hecho amistades sin precio. Si usted me lee como dice, habrá comprobado que yo nunca me he aplicado el calificativo de escritora. No osaría hacerlo. De ahí mi falta de currículum como tal, así que ya puede parar de buscarlo, no existe. Pero en mi currículum actual tampoco dice « tonta del bote ».
    Es más, estoy pensando en añadirle una línea: « Si mi trabajo le parece tan bueno como para que le sea rentable contratarme, pague por él. » Original como idea, ¿eh?

    Sé que viviendo fuera del país no me toca a mí ponerme a dar lecciones a nadie. Pero recomiendo a todo el mundo que haga lo mismo. Igual si paramos de agachar la cabeza y aceptar que nos traten como a miserables terminamos por salir de la miseria. De todas maneras, no tenemos nada que perder.

    ResponderEliminar
  16. Sonia: y tanto. No soy la única a la que le han llegado, mi amiga Noema de "Intercultura y cocina" me comentaba que ella recibió el mismo mensaje.

    Mai, ardiente defensora :-): totalmente de acuerdo contigo. Este tipo de cosas no hay que dejarlas pasar. Sé que afearles la conducta probablemente no les molesta lo más mínimo, pero al menos dejamos claro que esto ni es normal, ni debería serlo. ¿Sabes que es lo peor? Que la redactora jefe me respondió diciéndome que a ella tampoco la pagaban (y por sus correos puedo decir que es una persona profesional, capacitada y competente). Casi lloro al leerla.

    (Respect, sister :-)

    Pombolita, Mayte y Psique: gracias a vosotras, chicas. Y resistid. Que algo ya valemos :-).

    Ajonjoli: gracias por contarnos esa anécdota. Es la prueba de que el respeto hay que ganárselo con uñas y dientes. Y como tú bien dices, lo más triste es que si la mayoría empieza a aceptar condiciones absurdas, estas se vuelven la norma.

    Ander: gracias. Por cierto, el enlace a Aretha no estaba en el correo, aunque ganas me dieron. Y es que la mujer que me escribió era muy seria y profesional, tampoco quise que pensara que me estaba burlando de ella.

    Zamorana y Sallentí: lo he leído. 0_o

    ResponderEliminar
  17. Meisi, Núria, Aleste de Madrid y Zarawitta: gracias. Tengo una fe absurda en que si todo el mundo se pone firme y empieza a exigir que lo traten con decencia la cosa debería cambiar. Aunque ya sé que teniendo un sueldo es fácil pensar así.

    ResponderEliminar
  18. Yo siempre he sido de las que piensan que, si uno acepta esto, el de detrás aceptará algo peor. Y que si nadie aceptara trabajar en según qué condiciones, no quedaría más remedio que dignificar el trabajo. Que está bastante indigno, dicho sea de paso.

    ResponderEliminar
  19. Aplauso y ovación.
    Yo también tengo la absurda fe de que entre todos podríamos cambiar estas cosas. De hecho milité fervientemente en las respuestas a correos con supuestas ofertas de colaboraciones gratuitas y trabajos "remunerados" (porque ellos te remuneran, pero no sabes cómo a ti no te salen las cuentas). Pero últimamente los tiro a la basura sin responder.

    Es la primera vez que te escribo a pesar de que llevo leyéndote...uhmm... bastante.
    Pero hoy ya no me he podido resistir :-)

    ResponderEliminar
  20. El país donde vive es el del fletán y el de los Raptors: Canadá. Quebec creo que (aún) no es un Estado independiente. Y le pidieron una colaboración informal y gratuita como me la han pedido a mí y a otros muchos. Usted no es Almudena Grandes ni Rosa Montero. Lo siento, creo que se excedió en su respuesta a la persona que solicitó su colaboración y creo que le debe una disculpa (en privado, naturalmente)
    Victor

    ResponderEliminar
  21. Estimado Victor: le ha faltado a usted nombrar a la policía montada y a los leñadores. Y gracias por la aclaración sobre la identidad de la autora de este blog, aunque si usted considera que esas dos personas merecen ser citadas como ejemplo de talento bien remunerado manejamos criterios verdaderamente dispares. Le saluda sin acritud alguien que no es ni Paulo Coelho ni Boris Izaguirre (sepa disculparme)

    ResponderEliminar
  22. Veganizando: estoy contigo, lo que es aceptable o inaceptable se construye de manera colectiva.

    Bettina: bienvenida por aquí. Entiendo lo que cuentas, a la larga tiene que ser bastante cansado. Yo solo lo he hecho esta vez, y los efectos empiezan a fatigarme un poco... ;-)

    Victor: gracias por definirme exactamente el país en el que vivo. Está claro que, aún residiendo en Canadá desde hace más de una década (no recuerdo haber mencionado que Quebec fuera independiente), una no posee tanta información ni tan fidedigna como un lector habitual del ABC, por ejemplo.En cualquier caso, tanto usted como el comentador anónimo que le sucede olvidan los salmones, los castores, los osos polares, los indios, los esquimales (que aquí llamamos inuit) y la hoja de arce. Probablemente olvidamos todos algo más, pero ahora mismo no caigo.
    Encuentro su línea de argumentación un poco dispersa, Victor, no sé muy bien cuál es el tema central que más le preocupa: ¿Mi ignorancia de los símbolos distintivos de mi país de residencia? ¿Mi supuesto independentismo quebequés? ¿Mi negativa a trabajar de manera gratuita? Ya que usted hace esfuerzos notorios por poner de relieve mi falta de talento como escritora comparándome sin cesar con escritoras profesionales, su interés por que ceda mi contenido de forma gratuita a una publicación me parece un tanto extraño. Insisto (por si no ha leído mi última respuesta a su comentario) en que no soy escritora profesional ni pretendo serlo, pero tomaré sus comparaciones continuas con escritoras remuneradas (incluso la de Ana Rosa) como un cumplido: usted parece empeñado en incluirme en el gremio. En cuanto al supuesto exceso de mi respuesta... qué curioso, yo sólo veo en ella una negativa (decir que no está permitido, creo), en la que explico mis razones de manera detallada, sin ninguna agresividad hacia mi correspondiente (sobre la que sólo he dicho cosas positivas y que me respondió de manera igualmente amable) y todo ello haciendo gala de respeto y buenas maneras. Ergo, las excusas me parecen innecesarias. Hablando de respeto, yo personalmente respeto profundamente a la gente que muestra fortaleza en sus convicciones: su ardor en la defensa del trabajo gratuito me parece muy respetable. Aunque me temo que no va a convertirse en una causa popular.

    ResponderEliminar
  23. Arantza es difícil contestar mejor pero es imposible convencer a un sumiso tratando de justificar su sumisión disfrazandola de desapego por lo material e intentando desacreditar a alguien que no acepta la explotación como el precio a pagar, seria tanto como reconocerse como un miserable dispuesto a todo por satisfacer a su amo o reconocerse como explotador, en fin tu escribes por que quieres y a mi
    muchas veces me haces sonreír y reflexionar y no lo haces por dinero pero lo haces porque quieres, y cuando quieres, si alguien quiere que lo hagas
    cuando y donde el quiere para sacar un beneficio
    económico, que pague. Yo curo gente lo he hecho
    voluntariamente en ocasiones pero si un gerente
    quiere que vaya a su clínica a curar para ganar
    dinero tendrá que pagarme, lo siento pero es así. Si no yo elijo donde como y con quien hacer caridad

    ResponderEliminar
  24. Concluyo mi intervención en este blog ya que me aburre que de mis argumentos solamente se extraigan los elementos geográficos que sólo trataban de poner el paisaje. Simplemente digo que es de mala educación contestar como usted ha hecho a una persona que solamente proponía una colaboración a alguien amateur o sea no profesional para una web (y espero que la lea bien) que no tiene ningún ánimo de lucro. Usted no sólo contestó de mala manera sino que además publica la carta (con todo derecho, desde luego) en su blog lo que es más lamentable todavía. ¿No quiere disculparse con esa persona? Allá usted. Pero ahora me alegro de que no aceptara colaborar para esa web.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Víctor, el hecho de que usted contribuya a la "chinatización" de la blogosfera afeando al personal que no curre gratis es algo sumamente interesante. Quizá debería hacérselo mirar. ¿Qué es lo que le preocupa?¿Por qué le molesta que una bloguera, que tiene un blog por amor al arte, no quiera ceder gratis su contenido a una revista? ¿Le molesta, acaso, porque usted colabora gratis con dicha revista a cambio de, por ejemplo, aumentar el tráfico a su blog? Por otra parte, no se de qué revista hablan pero eso de sin ánimo de lucro... ¿no tiene publicidad esa revista? cuanto lo dudo ¿nadie se embolsa un sólo euro por anunciantes que ponen su publi en esa revista acaso?
      Me parece bastante kafkiano que le exija a Arantza que se excuse por haber ejercido su derecho legítimo a decir "no". No creo que su contestación haya sido grosera ni maleducada ni pueda ofender a nadie. Y si a usted le ha ofendido quizá sea debido a que su subconsciente no está todo lo tranquilo que usted pretende aparentar y, en el fondo, sabe que si TODOS nos negamos a colaborar con esas revistas "sin ánimo de lucro" todo ese sistema que sustenta gente como usted se irá al garete.

      Eliminar
  25. Pues parece que no estás sola, ni siquiera en España. Hoy el secretario sectorial de Comunicación Social de UGT ha declarado que "Todo el que trabaje gratis debe saber que está cubriendo un puesto de trabajo que debiera ser retribuido". Además la UGT ha lanzado la campaña #gratisnotrabajo.

    Artículo: http://www.apmadrid.es/noticias/generales/todo-el-que-trabaje-gratis-debe-saber-que-esta-cubriendo-un-puesto-de-trabajo-que-debe-ser-retribuido?Itemid=209

    Recogida de firmas:http://www.peticionpublica.es/PeticaoVer.aspx?pi=P2012N19693

    Por cierto, ¿cómo se define un "escritor profesional"?

    ResponderEliminar
  26. Un olé por una bloguera con dignidad.

    ResponderEliminar
  27. Hola Arantza:
    Entiendo tu mensaje y la indigación y estoy de acuerdo contigo, sólo quiero comentarte que España no es excepción: mi pareja es quebeco, vivimos en México, y ese tipo de ofertas de publicación sin paga las ha recibido de compañías canadienses. Me temo que no es un mal de España, sino mundial :(
    Espero que tus alumnos estén aprendiendo mucho español, porque la verdad me muero de curiosidad de seguir leyendo tu novela y nomás no se me hace. Un abrazo desde México,
    L.

    ResponderEliminar
  28. Entiendo que se pida colaboracion gratis para actividades sin animo de lucro, menudo soy yo, siempre metido en 100 jaleos y sin cobrar, pero que te pidan que colabores "by the face" en algo que no es "by the face", entiendo perfectamente que los envies a paseo

    Uno tambien empieza a estar harto de hacer horas extras sin cobrar, rebajarse el sueldo para hechar una mano a la empresa y ver como al final te pegan una patada donde la espalda pierde el nombre, por que la empresa esta fatal el mismo dia que el jefe estrena un cayenne...

    Actualmente las empresas prefieren contratar a algun recien licenciado por 8 o 10.000 euros por un año, hecharlo, contratar a alguien con experiencia que solucione los marrones en un par de meses y, despues de hecharlo, volver a contratar un recien licenciado por 8 o 10.000 euros

    El problema que ven ahora las empresas es que los recien licenciados no gastan por que no les da el sueldo mas que para hacer un par de cervezas con los amigos y vivir en casa de los padres y los experimentados no gastan por que no tienen ni para llenar la nevera.

    A ver como saldremos de esta, pero igual aplicando la medicina Islandesa, a base de procesar y encarcelar a politicos y banqueros corruptos, ya estan creciendo un 4% anual...

    ResponderEliminar
  29. Estimada Arantza, no puedo estar más de acuerdo contigo. Estoy hasta las narices de caraduras de Internet que viven a costa del trabajo ajeno. Ese tipo de revistas llevan publicidad y cobran por ella y ese dinero no va a un limbo pinyponial de unicornios de colores sino al bolsillo de alguien. En el momento que un editor tiene interés en tu trabajo y decide publicarlo te está considerando un profesional. A partir de ese momento te pagará más si tu firma es conocida (y por lo tanto le reporta más lectores y más dinero) o te pagará menos. Eso ya es negociable, pero siempre te pagará. Ese buen rollismo que prolifera en la red de “publica con nosotros y te dará notoriedad”, “le aportará visitas a tu blog” y demás pamemas no es más que palabrería para incautos o para egos muy necesitados. Ya está bien de tomarle el pelo a la gente.

    ResponderEliminar
  30. Me parece genial que les contestaras, como se nota que escribes genial...yo habría puesto alguna burrada más, jejeje, gracias por compartirlo. Siempre me he quedado con ganas de ir a una de esas caca-ofertas de trabajo solo para sacarle los colores al de personal, algún día lo haré. Y por cierto ¿cuantas novelas tienes que escribir para ser buena escritora? Tu lo eres. Besos desde una España indignadiiisima.

    ResponderEliminar
  31. Ole!Ole! y ole! Muy bien dicho, trabajar gratis para que otros se lucren es una subliminal forma de esclavitud... y al menos a los esclavos se les daba comida y alojamiento.
    BASTA YA!!!!!
    Un saludo desde Galicia. Que bueno que hayas vuelto a escribir y con dos cojones.

    ResponderEliminar
  32. Madame, LA HAMO. Falsarius, a HUSTED LE HAMO también. Para qué decir más.

    ResponderEliminar
  33. Hola Arantxa, la verdad es que eso se vive todos los dias y no solamente en internet, en las empresas supuestamente serias tambien..quieren que hagas horas extras por nada y se enfadan si sales a tu hora, cuando ni siquiera te tomas un pequeño descanso, cada vez siento que estamos retrocediendo en la historia laboral, faltará poco para que empiecen a reclamar el derecho de pernada. Que bien que les contestaste!

    ResponderEliminar
  34. Raúl: gracias, hombre. (Apretón de manos y palmadas en el hombro virtuales :-).

    Miércoles: gracias por la información. En cuanto a la definición de "escritor profesional", chica, ni idea. Echando mano de la RAE, siempre tan socorrida, veo que entro en la definición de "escritor:(Del lat. scriptor, -ōris). 1. m. y f. Persona que escribe." Sobre todo porque no especifica la calidad requerida de los escritos :-). "Profesional. [...] 2. adj. Dicho de una persona: Que ejerce una profesión. U. t. c. s. 3. adj. Dicho de una persona: Que practica habitualmente una actividad, incluso delictiva, de la cual vive." (La número 3 me encanta. :-) Así que profesional no soy, no. Y con estas ofertas profesionales de mondonguillo que recibo, no preveo vivir de ello en un futuro cercano ni lejano :-).

    Tuonela: gracias, guapa. Beso.

    Ekiterra y Milojee: qué pesar, que esto no sea un fenómeno aislado. A veces tengo la impresión de que estamos retrocediendo a un estado de cosas pre-revolución industrial. Pero mira, yo llevo viviendo en Canadá 13 años durante los que he buscado empleo relativamente a menudo, y nunca me ha pasado nada semejante.

    JB: estoy contigo, el tratamiento islandés parace funcionar. Y si a eso añadimos un poco más de autoestima laboral, si empezamos a reírnos en la cara de ciertas ofertas, yo creo que no nos iría mal. El problema es que mucha gente ha llegado a una situación económica en la que ya no le quedan ganas de reírse.

    Estimado Falsarius: me honra con su visita y su comentario. Que no podía ser más cierto. Un saludo.


    Laura: en este caso en concreto lo que me dio ganas de sacar los colores a la gente (ah, si lo hiciéramos todos más a menudo) fuejustamente el que la oferta tenía aspecto de oferta profesional real, es decir engañosa. Si la revista en cuestión fuera realmente sin ánimo de lucro, como uno de los blogs de cocina que se escriben en colaboración (como HEMC, por ejemplo) y con los que participo de vez en cuando, el mensaje para abordar a los blogueros hubiera sido diferente, más honesto, empezando por un "mira, no pagamos, esto no es una oferta profesional, pero tenemos montado un chiringuito simpaticuelo en el que igual te apetece escribir...". Eso de echar el anzuelo y hacer que la gente pierda tiempo escribiendo correos o asistiendo a falsas entrevistas es el no va más.

    Oscar: vivan los cumplidos viriles :-). Apretón de manos virtual a tí también.

    "HIDOLATRADA" Lupe: Usted sabe que yo la "hadmiro" y "henvidio" profundamente su talento de escritora :-). Va por usted, guapa. Smuack.

    ResponderEliminar
  35. Arantxa: llego un poco tarde a este rifi-rafe. Pero me ha encantado leer todos los comentarios.
    Apoyo incondicionalmente todo lo que dices y sólo me queda la curiosidad de saber el nombre de la revista que vive de la buena voluntad de la gente y pide a los demás lo que ella no está dispuesta a dar (sólo para no leerela, digo).
    En este amado país nuestro, los expertos en decir a los demás lo que tienen que hacer y no aplicarse el cuento empiezan a ser multitud.
    Véase.


    http://www.cadenaser.com/espana/articulo/gran-familia-pp/csrcsrpor/20120315csrcsrnac_17/Tes

    ResponderEliminar
  36. Perdón. La del comentario anterior soy yo. Que me lío con tanto blog.

    ResponderEliminar