lunes, 2 de octubre de 2017

Santa Madre's App

Hace mucho que no os cuento nada de mi Santa Madre. ¿Recordáis? Mi Santa Madre es esa intrépida heroína de la tercera edad, que está intentando recuperar el tiempo perdido durante el franquismo antes de que vuelva de nuevo a gobernar Españññia. Y se ha ido a Benidorm con una amiga.

Pues bien, creo que hoy es precisamente el momento de hablaros de ella de nuevo, os va a sentar bien después de la bonita jornada democrática de ayer, siempre es tranquilizador hablar de gente mayor que no sangra debido a un porrazo de la poli nacional. 

Mi Santa Madre no solamente no sangra, sino que, gracias a Estoico Hermano, el informático más dicharachero y reservado de Barrio Sésamo, ahora tiene teléfono inteligente. Android. Y ha descubierto Whatsapp. 

Si bien la generosidad y grandeza del alma de mi hermano es laudable, su iniciativa de enseñarle a mi Santa Madre a mandar mensajes (y fotos, muchas, y vídeos, muchos) por Whatsapp quizá lo sea un poco menos. Porque si mi Santa Madre ya es bastante estilo libre en esto de la comunicación (vamos, que si le da un ictus, por escrito sería difícil darse cuenta), ahora que ha caído en las garras del autocorrector, está alcanzando grados de surrealismo nunca vistos. Eso, o le da a las drogas (la gente mayor ahora toma muchas pirulas, hay que desconfiar). O le está dando un principio de demencia muy divertido. Para muestra, una captura de pantalla vale mil palabras: 






14 comentarios:

  1. No olvides el toque póetico de "una pareja volando un tango"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y la gente piensa que yo esto me lo invento todo ;-)

      Eliminar
    2. como para no pensarlo!!! alucinante, jajajaja

      Eliminar
    3. Bienve, todas mis ficciones tienen algo de realidad. ¿O es mi realidad la que es ficticia? Hum...

      Eliminar
  2. Culpable de hacerme parecer una tarada en el autobús. ¡Ay, qué manera de reír!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marona, me encanta saber que te ha divertido el post, me gusta más hacer reír que provocar una erección a Russell Crowe. Bueno, no, espera... 🤔

      Eliminar
  3. Jajaja. Lo que me estoy riendo... Mi madre es de las que se pasa media hora escribiendo y luego te pone OK.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Me has hecho pasar un gran rato de risas, mis vecinos deben de pensar que estoy loca.
    Solo tengo una duda ¿la red se llama Truñofone? ¿lo has puesto tu?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isa, todo el mundo sabe que TODO lo que lees en este blog es la verdad verdadera. Alternativa, como la de Trump. Pero verdad. Y claro que Truñofone existe. No te la recomiendo, es una compañía de mierda 😉.

      Eliminar
  5. Dios....
    Llevo 10 minutos riendome solo en el despacho, como entre alguien se me lleva al manicomio de Sant Boi

    ResponderEliminar
  6. Yo también parezco la loca del autobús. Como echaba de menos tus post.

    ResponderEliminar
  7. Tengo dolor de abdomen de reirme y es una crueldad porque me acaban de quitar la vesícula. Río con lágrimas. Y como hija de española (con whatsapp) en Quebec, me siento sumamente identificada.

    ResponderEliminar
  8. gracias Arantza por hacernos reir un rato después de ese domingo que no vamos, ni podemos, olvidar
    Petonets,
    Alba

    ResponderEliminar