lunes, 18 de enero de 2010

Winter Wonderland (again)

Fotos de un paseo en raquetas por un lago del municipio de Prevost.

Como ilustra tan bien Marona con el título de su blog, en los países nórdicos las estaciones, muy marcadas, se suceden y se repiten, sin ser jamás idénticas. El invierno, firmemente instalado en Quebec (y en muchas partes de Europa, por lo que he visto en las noticias de las últimas semanas), vuelve con imágenes familiares:

Los chavales que juegan al hockey después del colegio, en el parque de al lado de casa...

... la impresión de calma provocada por los ríos y lagos helados, como el del parque de Terrebonne...


El río que pasa por Terrebonne se resiste un poco más, su corriente es bastante fuerte.




Pero él también terminará rindiéndose a la larga pausa invernal. Diga lo que diga mi vecino, el invierno en Quebec sigue pareciéndome de un esplendor bastante asombroso.

10 comentarios:

  1. Me parece maravilloso el invierno en Quebec. Y tus fotos. El frío debe de ser horrible, pero me gustaría un invierno nevado canadiense, al menos una vez en mi vida...

    ResponderEliminar
  2. Y ese silencio que trae la nieve. Me encanta...

    ResponderEliminar
  3. holaaa

    igual te mandamos al alcalde de barcelona, que dice que quiere organizar unos juegos olimpicos de invierno...
    si es que tenemos unos mandamases que no nos los merecemos :-(

    que envidia, yo todavia no he tocado nieve ni hielo este año, a ver si este finde puedo sacar los piolets a pasear...

    v'sss

    ResponderEliminar
  4. Es verdad que ha hecho frío en Europa, incluso en España... Aunque en Québec estáis en ola permanente de frío, mientras que en Europa era transitoria. Y hala, al no estar preparados, medio continente colapsado.

    ResponderEliminar
  5. Preciosas fotos. Ganas me dan de coger un avión y plantarme en medio de esa postal. Aquí ya no nieva como antes, o al menos eso dicen los viejos del lugar.
    Abrígate.
    Esperanza.

    ResponderEliminar
  6. Una de las cosas que más me impresionó de mis dos inviernos en Alemania fue caminar sobre el hielo y el silencio absoluto.
    Aquí aún no he podido disfrutar de un día de silencio...

    ResponderEliminar
  7. Holaaa!!! ummm pues que bien se esta en esta cocinita nueva bien calentitos todos y viendo estas magnificas vistas heladas....un besito

    ResponderEliminar
  8. Los viajes que no hice: el frío no tiene nada de horrible cuando uno está bien equipado y sabe cómo vestirse. Yo paso menos frío desde que vivo aquí, que en los inviernos vascos. Por cierto, que estáis empezando a tener inviernos nevados vosotros también, al menos en el norte de la península.

    Noema: ah, sí. También os ha nevado de lo lindo, por allí, ¿no?

    JB: a juzgar por lo que cuentas, empiezo a pensar que el alcalde de Barcelona es bilbaíno :-D.

    Ander: cuando veíamos las noticias, flipábamos. Con dos centímetros de nieve, aquí casi ni se molestan en pasar el quitanieves (tenemos neumáticos especiales...).

    Esperanza: curioso, los viejos de por aquí dicen lo mismo ;-).

    Con Ka: mmh, eso suena como a que echas de menos tu época de emigrante, ¿no?

    Ma José: me alegro de que te guste la nueva cocina. Te reservo una banqueta.

    ResponderEliminar